Parece que se nos olvida la dimensión de la palabra Mentira.